romeo14

Tercer diálogo: el Civil y el General

 

-Defiende tu frontera, soldado.
¿O acaso no te sientes patriota?
¡Con todo lo que tu país te ha dado!

- Oiga señor,
ni siquiera soy soldado
soy ciudadano del mundo.

-No importa lo que seas, soldado
Los que son importantes
ya están resguardados.

- Escuche señor, yo no soy soldado,
¿Pero que ha pasado...?
Déjeme en paz, yo me voy.

-Tú te vas a levantar trincheras;
neumáticos de caucho
y alambre de espino.
El mundo esta en guerra.

- Señor, tengo miedo.
Vendrán a millones.
Solo soy uno.
¿Donde está el ejército?

-No hay nada que temer, soldado.
Están escoltando a los millonarios.
Los presidentes ya están a salvo.
Ya puedes empezar a matarlos,
soldado.

- Pero...¿a quien?
Ni siquiera voy armado.

-Es una orden, soldado

 

Comentarios2

  • Xema

    En la vida vivimos de la obediencia hacia una norma, pero hay normas que te liberan. Si no amamos a esa persona nos cuesta cumplir la norma, hay que amar primero y asi la ley se nos hara suave...

  • Aries

    Es así mismo, Romeo...y que triste, no?? Sé que lo has escrito como ejemplo, ese razonamiento de "porque si", carente de todo argumento y que algunos tienen que acatar sin rechistar, es penoso. Supongo que se dá en todos los campos pero en el militar se agrava: "vete y mata"...Una salvajada.
    Un saludo amigo, tiempo sin verte!!
    Aries



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.