Lijecocha

Por qué tenía que ser así?

Cuando hablaste, tono de voz agudizaste

Lanzando flechas venenosas sin cansarte

Heriste con pasión mi corazón.

No entendía tanta ira, no comprendía tu dolor

Más mi incertidumbre agitó mi corazón,

cuando hube de acercarme por  explicación,

Mi alma se encogió, ¡¡¡ qué  agudo dolor!!!

Mi corazón más partido aún, con cada palabra de tu voz

¿Cómo podía yo imaginarme que habías sufrido tal horror?

Cuanto más oigo tu historia, más profundo mi dolor,

Que puedo hacer querida mía, para librarte del error

Si cada día que viviste, a mi lado sucedió.

Vencida mi alma por la zozobra y la pena,

Sólo queda hacer oración

La esperanza del olvido sería la mejor solución,

Pero la gracia divina hará su evocación

Para que esa alma dañina, logre pedirte perdón.

Comentarios1

  • FELINA

    la pena,

    Sólo queda hacer oración

    La esperanza del olvido sería la mejor solución,

    Pero la gracia divina hará su evocación

    Para que esa alma dañina, logre pedirte perdón
    JEANET ME PARECEN HERMOSOS TUS VERSOS.
    RECIBE UN ABRAZO FELINO.

    • Lijecocha

      Gracias felina querida, no sabes cuanto alivio a mi alma con cada palabra escrita, a veces, las heridas estan frente a tí dejando fluir la sangre del dolor, sin embargo en el devenir tan incesante de la asaroza vida, olvidas leer entre lineas en mas de alguna ocasión

      gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.