Rafael Pablo

COMO LA SEDA

Directo al
corazón
llega el
amor.

Directo tu
amor
llegó.


Y el corazón
encallecido
de tanto
latir.


Se quedó
como la
seda.


Directo llega.


Para hacerte
amar.


A quien quieras.


Y al no ser.


En la espera.


Encontrarás
la felicidad
entera.


Por eso cariño.


¡A qué esperas!.


Se la primera
en cruzar la
frontera.


Donde lo
prohibido.


Está permitido.


¡A qué esperas!.


Cambia tu amor
por el mío.


Para ser tu vida
entera.

 

 

 

Rafael Pablo...de un poema guasón.

Comentarios2

  • Soleifa

    me encantó

  • Desdemona

    Hermosa inspiración Rafael, me gustó mucho leerte. Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.