oxibitue

A Juana

Quien es, que su amor no me regala

Que no mira los ojos que la miran

Que camina insinuante con la gala

Soberana de pupilas, que deliran.

 

Acortando distancias ella  entrega,

Su interior, sus vivencias

Apología de la vida su poema,

Indescifrable misterio de su ciencia.

 

Espacio infinito de regalos, imprescindibles,

Necesarios para el alma.

Te reprocho esa distancia intangible

De mi verso lego y el fruto de tu palma.

 

De que  savia se alimenta tu follaje,

Si la lluvia cae, si lo escribes tú

Donde miran tus ojos el paisaje,

Que el sol sale, si trazas un rayo de su luz

 

Estela luminosa,  al papel vano

Polarizador de palabras lo transformas,

Con la magia de tus sienes y tu mano,

Atrevidas estructuras de las normas.

 

Que hago intentando deslumbrarte.

Condenando con palabras al silencio,

Que salvaste eternamente con tu arte.

Y yo intento disputarte como un necio.

 

j.h.

Comentarios2

  • Deliter

    Tu poema evoca la letra de una salsa muy rítmica,
    muy bonita devoción entregas a Juana.

    Un abrazo.

  • florsilvestre

    hermoso poema
    felicitaciones
    un saludo desde chile



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.