Daniel Jiménez

Los versos del desperdiciado Ayer


Tu mirada le da luz y plenitud a mi alma
Nada más cuando te vas queda un suspiro denso
Si me dejas derramaré en tu cuerpo
Un río de besos.

 

Ayer esa oportunidad
Que tuve la deseche
Por los nervios
Hoy en mi mente queda
Nada más que el arrepentimiento.

 

En esta historia tú y yo
Estamos viviendo el comienzo
Y solo espero que el fin
Sea como la cuenta del uno
Al infinito.

 

Como humanos somos ambos
Cometemos errores y
En nuestro camino habrá tropiezos
Pero te en cuenta
Que esto que siento
Es puro
Sé que soy joven y
Te digo que de verdad esto es muy sincero.

Comentarios1

  • Luis Lenes

    Todos alguna vez no nos hemos animado decir aquellas cosas que quisiéramos decir, y creemos que ya es tarde. Pero lo importante, creo yo, decir aunque parezca tarde aquello que no nos hemos animado a decir. Los nervios y los miedos son inmanentes al ser humano y por ellos es que también somos humanos.

    Me gustó mucho tu poema.

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.