PETALOS DE NOCHE

Deseo... La mujer que sufre*


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]




Una mirada frágil pareciera -quebrarse-
un llanto escrito con el color de la ausencia
en una página doble y abierta
pareciera propagar la enfermedad del silencio
una pálida y sombría mirada
fugada por la consecuencia de un astro invisible
deletrea las emociones apagadas
con la luz camuflada en la destrucción onírica/
deseos corruptos ahogados en la fuente*

Proliferación perenne del cristal; del faro; del cielo; hecho noche,
apagando los pocos sueños con deseo
en el abrir y cerrar de los ojos muertos/
ya cuando...
en pedazos
caen los astros
inundando el pálido deceso de una tierra fértil envuelta en el estupro de las sombras,
desgarrando la garganta del ahínco sacrificio de los sentidos
a una libertad, libre solamente "al cerrar los ojos"

Un veneno al correr el tiempo
el peso del miedo,
vivir encerrada en la extirpación de la (felicidad)
callada -sonámbula-
hecha trapos, desgarrada [Aniquilada[
acallada, desierta, -seca-
esperando que la noche muera
y el día terminé por quemar mis lágrimas fundidas en el alma-
esperanza de barro
una luz cremosa y sólida
terminará por aniquilar mi llanto de estatua
a una obra maldecida por el despertar del artista-
                                                        /La bestia disfrazada de creador/

  • Autor: Joel Parra (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 6 de diciembre de 2014 a las 02:46
  • Comentario del autor sobre el poema: El poema quizás va dirigido a alguien que haya sufrido alguna violación de la índole que sea, pero personificado en una "ella", como pueden leer quizás va centrado en una violación de alguien que apenas conoce la vida, aún es virgen y aún es inocente, aún siente los astros como el corazón del universo -aún- y cuando el acto de la fuerza es profanado por la bestia, ese universo se quiebra y la mirada se funde en una luz extensa, anocheciendo el alma, quebrando la realidad, el rostro, la felicidad de retina, envolviendo todo en una castración del amor propio, a una letanía espesa y desgarradora, a un sentido de camaleón acotado en un llanto pronunciando un adiós mudo, fantasmal y en silencio, un deceso de sí, perdiendo toda noción de los sentidos, confundiendo la vida de la muerte, los sueños de la pesadilla, quebrando la luz del cielo, la luz -su padre- ese faro lleno de esperanza, indicándole donde no amarrarse al exilio de la noche, y que, ilógicamente la ha castigado con una muerte en letargo, con un sufrimiento interminable, con un dolor sangrándole el alma en lágrimas, y que tristemente ha perdido en lenguaje de sus emociones, incauta estropea cada miligramo de su presente, evoca auxilio sin emitir la voz que se apaga con el silencio, ante todos es existencia, pero, ante ella misma es ausencia, irremediablemente es una escultura derramándose en ruinas, una estatua de barro hecha por un artista (quise poner "Bestia", pero al ponerle artista el poema también podría dar un giro, ya que la inspiración también es violada por el autor o el creador) gracias por leer...
  • Categoría: Reflexión
  • Lecturas:
  • Usuarios favoritos de este poema: PETALOS DE NOCHE, Hugo Emilio Ocanto, Alejandrina, El Hombre de la Rosa, Gotitha de miel (Yoki)~BAR LITERARIO, RIVAS JOSE.

Comentarios4

  • Socorro Maria Lopes

    Excelente querida! Un placer visitar tu agradable rincón!
    Saludos!
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

  • Hugo Emilio Ocanto

    Bello lo que has plasmado, poeta.
    Mis saludos.
    Hugo Emilio.

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema amigo Joel Parra y bella la musuca...
    Un placer leer tus versos...
    Saludos de amistad de Críspulo...

  • RIVAS JOSE

    Hermoso poema mi estimado Joel Parra, me es grato leerte! Saludos cordiales...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.