Jordy Bravo

Nada

No hay silencio que calle el susurro del corazón,

el llanto de un recuerdo,

y es que siento las siénagas de un lucero que nace 

en medio de brisas de aires negros.

Y hay un hueco en el pecho

por aquellos días antiguos en que lo era todo,

paz absoluta, tranquilidad, regocijo.

Con ella, con ella, con ella también...

Extraño... sus risas, bajo el parque

tu mirada, tus palabras,

las conversaciones interminables...

y siento que nunca fuiste mas que un sueño

de tres segundo

a las tres de la madrugada...

tan distante, tan nebulosa...

tan callada...

hay dias en que te pregunto sin recibir respuesta

de su hubieras cargado mis huellas en tu pecho,

si hubieras recibido mis besos...

pero ya no es tiempo de hacerte preguntas,

ni de buscarte en el fulgor de alguna estrella...

ya no es tiempo de vivir,

solo es tiempo de existir en el vacío del universo, olvidado, olvidandote,

olvidandolas...

ya para siempre... 

recordando ocasionalmente el verano de un corto invierno

de risas, de miradas pensativas...

de dos enamorados que hoy ya ni cruzan el aliento...

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy bella la poesía que escribes amigo Jordy...
    Un placer estar en tu portal...
    Saludos de Críspulo

  • santos castro checa

    Fuerza y sentimiento en vuestra obra, estimado compañero de letras ¡felicitaciones, amigo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.