tigre blanco

El poeta y el dibujante

Entre versos de líneas

en los detalles se fijan

de la ideas previstas

y de errores revisan.

 

El corazón de poeta

mantiene la mente abierta

para que entre toda inspiración

y le tranquilice el corazón.

 

Cuyos lados no son diferentes,

parecen que son iguales ante la gente,

pero son demostradores de sentimientos dementes

y de paz siempre apetecen.

 

El corazón de dibujante

por los trazos es hablante

y el respiro del término es incensante,

dibuja hasta lo que le espante.

 

Dentro de los dos mundos

para terminarlos son perseverantes,

el lápiz tiene valor de diamante,

el papel es su ayudante,

y se enfocan en un mundo distante.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema amigo Cyrano Antonio...
    Saludos de tu amigo Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.