Raul Alejandro Galindo

Dama de Cristal



Mi bella dama mujer hermosa
tan divina y eterna como la luna
tan cálida como el sol,
llegaste a mi desapareciendo el dolor
que en ausencia de mi alma

me dejaba sin respiración.



Bebí el elixir del manantial de tus dulces besos,
desapareciste mis sombras con tu luz
ahora déjame demostraste lo que por ti yo siento.
Siento amor porque volvió a latir mi corazón
llenas de luz mi noche
y conviertes mi invierno en primavera.



Desde que te vi deje de respirar,
de tanto pensar en ti solo puedo suspirar

déjame escribir poesía en tu piel con mis labios compartir en infinito a tu lado
definir tu cuerpo con la brisa de mis manos.
Y es que ya eres parte de mi,
tu aura impregnada en mi piel
dice que solo soy de ti

no ahí mejor amante que tu para mi,
estamos unidos por algo mas que el destino

por algo mas bello que el amor,
por algo tan único
que no existen palabras para describirlo,
algo que no pasa 2 veces,
eres mi medida perfecta,
mi inspiración durante el día
y mi sueño perfecto en las noches.



Delicada como una una lagrima
pero intensa como el mar,
tu mirada es eterna y profunda
como el abismo donde fui a caer,
me hice adicto a tus ojos y en ellos me perdí,
ahora voy ciego en tu universo
atraído por tu voz diciéndome eternamente
te amo con todo mi corazón.

Derechos Reservados 
Raul Alejandro Galindo 

Comentarios1

  • Mina Molina

    Bello poema a tu amada.
    Felicitaciones!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.