franciscolopezsantos

LA CAMPIÑA

Paìs de la infancia,

vino infinito,

tan lleno de lugares 

que fueron mìos.

 

LA CAMPIÑA

 

Rìos, montes, casas, huertas

y amigos por los campos

cuando era un  niño en el maizal.

 

¿Por què me arrancaste

el paisaje

dejando las raíces allà?

 

¿Para què me trajiste, Padre

a la ambiciosa

y cruel ciudad

 

Si en sueños...el viento 

me silva canciones

que en el maizal

supe cantar.

 

¿Para què me trajiste, Padre,

a la ambiciosa y cruel

ciudad?

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy bello tu grato poema amigo Francisco
    Un placer pasar por tu portal
    Saludos de tu amigo Críspulo
    El Hombre de la Rosa

  • Paco Jose Gonzalez

    Genial, hermos. evocador. Un placer ha sido leer este poema.

  • bambam

    Añoranzas de tu infancia, gusto leerte amigo Francisco
    bambam



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.