juan sarmiento buelvas

DESENFRENO

Y fue en ese momento,

que te sentí

esclava de mi deseo erótico.

                   *

te estrujé intensamente,

mordí el carmesí de tus labios.

                    *

aprisioné tus erguidos pechos,

y recorrí lenta y apasionadamente

tu vientre de caramelo,

hasta llegar al punto del no retorno,

donde el aroma de tu intimidad,

se confundió con el febril calor de mi pasión,

quedando suspendido en el limbo

de una eterna amalgama

de lubricadas pasiones

donde la vorágine de nuestros cuerpos

empapados en el salado sudor,

humedecieron las prendas

regadas en la porcelana.

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema erotico amigo Juan...
    Un placer leer tus sentidas letras...
    Un abrazo de amistad y afecto...
    Críspulo el de la Rosa...

  • crazypoet

    Viva el eròtismo poeta

  • rosamaritza

    divino erotismo en este poema, abrazos amigo Juan besos




    rosamary

    • juan sarmiento buelvas

      agradeciendo tus abrazos Rosa, que tengas muy buenas noches.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.