Pablo Olena

Pequeña traviesa

Dibujando tu cuerpo

con mis manos  labriego,

me ha tomado la noche

entre sus piernas,

 atenta mi cremallera y,

 huelo tu gracia

rozando tus caderas

sobre mi pavimento sola,

muy sola, estremeciéndote,

perversa juguetona a la luz

de un candil bebo, beso de tu

cántaro, endulzo mi rostro,

con tu néctar,  suave

  capullo de miel, tus

muslos punzantes se cierran

sobre el contorno de mi cuello,

donde me adormezco disfrutándote,

saboreándote con mi lengua,

-¡Niña!

¿Que me has hecho?

Mástil…

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema erotico amigo Seductor...
    Muy grata la lectura de tus letras...
    Un abrazo de tu amigo Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...

  • rosamaritza

    hey eso fue eroticamente divino, un abrazo Seductor,





    rosamary

  • Isis M

    uhmmmmmmmmmmmmmmmm, es sublimemente sensual, ahogado casi entre los muslos de su amada de donde brota el nectar de sus mieles y en donde tu rostro casi pernocta en amores...
    Un gustazo amigo!!!!
    besitos
    Isis



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.