Fulminoso

Primera lluvia sentida

 La lluvía de la penumbra lo llevaba, 

Le recordaba nostálgicas canciones que nunca escuchó

La lluvia odiaba la ventana, odiaba el polvo y el llanto

Los árboles evitaban el viento y él, la verdad

La lluvia tocaba una música suave y lejana

Él Lloraba, era la última vez que lloraba

La lluvia lo golpeaba con rabia, con gozo

Él pensaba en los niños inquietos y felices

La lluvia en la noche espesa y solitaria

Aún él distinguía los nogales, los nísperos y los castaños

La lluvia anticipaba sucesos mientras mojaba las tejas

Anastasia se llamaba, como la lluvia lúgubre

Anastasia como el amor

La lluvia ocultaba sus lágrimas, las disimulaba

Pero la lluvia no le llegaba al corazón

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Mucha belleza desprenden tus bellas letras amigo Fulminoso...
    Un placer pasar por tu lindo portal poetico...
    Un abrazo de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...

    • Fulminoso

      Muchas gracias, saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.