Oscurb

Fábula para un perro

 

Había una vez

dos humanos

y sus espadas.

 

Que sean tres:

una era mujer;

los otros peleaban.

 

Los otros peleaban,

mataban, sangraban,

morían, morían.

 

La mujer sola quedaba

y de soledad moría.

Ya nadie ladraba.

 

Ya nadie corría,

Ya nadie cazaba,

Nunca más.

 

Moraleja:

Los humanos tampoco saben leer.

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa tu fabula canina amigo Oscurb...
    Un placer pasar por tu lindo portal poetico...
    Un abrazo de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.