Andre Black

Adios...

Te lo dije, olvídate de mí, yo no te pertenezco, mi mente la habitan fantasmas imposibles de alcanzar, aunque tú, como el sol de cada mañana, estés presente en mi mente.

No te acerques a mí, yo hare que me odies, porque tu estas a mi lado como ninguna otra persona. Has estado conmigo cuando no debías, y no entiendo porque, no sé cómo soportas cada cosa que te digo.

Anhelo una persona como tú, pero no eres tú…

¡Que estúpido!, pero eso pasa, me lo dijeron una vez y todavía no lo entiendo del todo.

Eres lo que quiero, pero no contigo… (Un poco confuso)

Me resulta, divertido pensar esto, cómo puede ser igual, pero no ser al mismo tiempo, que esto que falta o lo que sobra.

Yo creo que eres tu, pero el problema es que soy yo. Tan indeciso que sabiendo que tengo algo bueno, real, especial y hermoso, lo dejo, solo por dar importancia a los fantasmas de mi mente, dejo que bloqueen a mi mente y ciegan mis ojos para no ver lo bueno y real, para seguir en la búsqueda de lo perfecto e irreal.

No sé si se la imagen eterna de mi mente, será alcanzada y prefiero eliminarla ya que no sirve de nada. Estoy creando una imagen a mi felicidad y no creo que eso se pueda hacer.

Mi felicidad, quiero que sea una sensación…

No quiero esa imagen, quiero solo dejar que mi cuerpo sienta la felicidad, como la que siento cuando estas a mi lado, cada cosa a tu lado a sido genial, pero mi duda es que en realidad no sé si tu felicidad es la mejor, quiero compartir mi vida con otra persona para saber algo, tener otra sensación en mi corazón. Saber si eres la indicada, romper esta duda de tú y yo. Elevar mi corazón o esfumar la soledad de un amor de fantasía.

Esta duda está entre nosotros como un muro que nos divide, que no nos deja avanzar al paraíso, a la felicidad infinita.

Mi paraíso está dividido entre tú y la duda de mi vida, el seguir buscando mi felicidad. ¿Cómo podría elegir sin saber mis opciones?, no es justo para ti, ni para mí.

Sé que tolerarías un corazón con errores u defectos, pero no con dudas y fantasmas de personas que cree en mi mente.

No te lo mereces, a hora, te dije lo que creo correcto, que no eres para mí, hasta poder sacar todas las palabras mezcladas en el lugar que deberías estar solo la palabra “Tú”.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa tu preciada carta amigo Andre...
    Un placer pasar por tu lindo portal poetico...
    Un abrazo de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.