Susu rro

Creo que tu cuerpo sobre mis piernas perdió 21 gramos

¿Qué somos? ¿Carne? ¿Alma?

Una pila de huesos y carne y sangre escapándose.

¿Qué hago?, ¿cómo devuelvo la sangre?

¿Qué es ese olor?

Puedo olerla en ti, está cerca.

¿Quién dijo que la muerte es dignidad?,

¿quién dijo que es dramática?

es un momento, un segundo, en un día normal e insignificante,

de un mes normal e insignificante.

Y, ¿quiere que se lo meta en una bolsa negra o una caja?

No hay música como en las películas sino gritos,

¿es esa mi garganta?

Te sostengo fuerte, te sostengo cerca

(¿me reconoces?)

mientras esperamos la muerte.

El mundo aun gira,

aunque creo que mi corazón se detuvo con el tuyo.

Ya no respiras, pero tus ojos siguen abiertos.

Creo que tu cabeza sobre mis piernas perdió veintiún gramos.

¿Qué le importa al mundo?

Sigue girando girando girando,

la gente en las calles ríe y sonríe y grita.

El sol está arriba,

ni siquiera llueve cuando te llevo cargado

 hasta el hoyo que cave para ti.

¿Qué puedo darte sino tierra?

¿Dónde estás? No te encuentro.

¿Por qué no lo entiendo?

Y hoy ya no estoy segura de que existieras.

¿Te imagine?

Y donde sea que miro hay un espacio vacío donde solías estar.

Mi mundo se volvió una acuarela,

y que queda de ti sino una línea entre dos fechas,

y una pila de tierra y de piedras.

 

Perdóname,

cierra los ojos,

ya puedes dormir, te tengo

(para siempre, te tengo)

 

20/11/2014

Comentarios4

  • Lincol

    Magnífico poema.

    Un placer leerte.

  • marie

    Oh desgarrador. Viví esa perdida com o si fuese mía.😪

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante tu hermoso poema amiga Sirio...
    Un placer pasar por tu lindo portal...
    Abrazos de amistad de Críspulo
    El Hombre de la Rosa

  • comodolove

    Hermoso
    .realidad sin maquillaje realidad
    Un placer leerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.