Fernando Martínez

Imagenes

Es difícil describir lo indescriptible

talvez por eso se creó el corazón

para que cada vez que mis ojos capten tu sonrisa,

se apaguen lentamente mis látidos como brasas de un fogón.

Es difícil entender lo que me pasa

y cada pensamiento que en mi se procrea

porque cuando tus labios trascienden muy profundo en mi mirada

todo es nada y la nada se transforma.

Crea vida cada latido 

por esa imagen majestuosa de ese mi último encuentro contigo

y como aleteo de mariposa

sigiloso y sin darme cuenta; yo también sonrio.

Podré ver tantas cosas en cada uno de mis viajes

pero en cada lugar y en cada instante,

en cada parpadeo me muevo en el flujo del tiempo

y es que ¡Ahi está! ¡Ahi está ese momento!

Al que me muevo siempre

por conveniencia propia o quizás impropia

a ese dulce segundo

en que estas a mi lado

y ambos con gusto nos encontramos... sonriendo.

 

 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tus verso estimado poeta y amigo Noel Lyra
    Saludos de amistad de tu amigo Críspulo
    El Hombre de la Rosa

  • bambam

    Un placer leer tus letras
    bambam



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.