Irene..

Leyenda.

Eterna dama enferma y ángel caído a un mismo tiempo, ferozmente aliado.

 

No quiero llegar a ningún reino, ni detenerme carrera loca, en nada ni en nadie
que no sea, para besar aliento de esperanza al mundo en la boca.

 

Mi misión es repartir amor, enlazando alrededor de su cuello humano
esta prueba de estima que legan mis palabras.

 

Escucha mortal lo que he de decirte, cierra los ojos a las caducas inquietudes cotidianas
que algo muy importante me encomendaron susurr-Arte.

 

Vive cada trago de respiración, como si fuera la última que bebes aire, porque lo es.

 

La fortuna que dejarás tras tu paso terreno
es la riqueza de haber sido bueno, de haber amado a los demás.

 

Y si fuiste buen caballero, gentil comprensión de fragilidad, honraste las humildades
Amaste generosidad, y te aceptaste vulnerabilidad.

 

Habrás escrito el más Hermoso de los testamentos.

 

La mayor riqueza en propiedad de cariño, a las personas que hiciste felices.
En algún instante tocadas por tu luz propia de alegría sus existencias.

 

Hasta que no se apague el último nombre que te conoció libertad.

 

Habrás logrado la inmortalidad.
Esta del alma, cuyo secreto te acabo de desvelar.

 

Adiós viajero en mi misma despedida te dejo promesa de bienvenida
pues he de seguir camino.

 

Mi belleza no admite descanso
vuelve a su naturaleza líquida de quebradiza fortaleza.

 

Orgullosa flor..
..en su mirada contradicción de espinada rosa.

Comentarios3

  • rosamaritza

    hermoso poema, de una gran leyenda, un abrazo amiga querida tqm.





    rosamary

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Exquisito de principio a fin. Un placer inmenso leer de vuestra pluma e inspiración, compañera de letras.

    Saludos cordiales... desde Venezuela. Feliz y grato día.

  • El Hombre de la Rosa

    Muy bello tu poema amiga Irene...
    Un placer pasar por tu gratificante portal...
    Abrazo de amistad y afecto de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.