jorge enrique mantilla

EL SENTIDO DE LA INMORTALIDAD

EL SENTIDO DE LA INMORTALIDAD

La inmortalidad, es la permanencia en la memoria de quienes te rodean

De sus obras y enseñanzas, de sus sabidurías, en su paso que perduran

Son las energías del cuerpo, en búsqueda de la felicidad y del éxito esperado

Son las virtudes de justicia y veracidad, que se lleva su alma, pasajera e inmortal

 

Vivimos, porque el cuerpo se nutre de nuestras inteligencias y acciones

Permanecemos, porque nuestras ideas, surcan los horizontes en diferentes confines

Nos contemplamos en el atardecer, como se recuerdan nuestras canciones

Nos inmortalizamos, si nuestros versos, colmados de energía, cruzan, sin que te extermines

 

Si dejamos huella de nuestras enseñanzas, por toda acogida

Si cuidamos la naturaleza, de sus montañas, los pequeños aljibes

Los riachuelos, como nuestra alma, seguirán dando vida y correrán raudos y fluida

Como aquel camino empedrado, lleva en su andar, al caminante pausado que sobrevives

 

Nuestros sueños, seguirán siendo infranqueables e imperecederos

Lo vivido cuenta, así haya sido algo simple y pasajero

El tiempo correrá, pero solo en nuestro cuerpo, raudo pasará

El espacio no existirá, porque nuestra mente, ávida lo opacará

 

Vivamos a plenitud, nuestros momentos con estreches y algo de holgura

Lo trascendental, dejémoslo atrás, para que no se convierta en amargura

Lo espiritual, es la energía para continuar serpenteando el peso de la armadura

Nuestra existencia, perdurará en el infinito, sin afanes ni premura

 

No debemos de temer a la muerte, porque mientras estemos vivos no existe

Mientras tengamos la energía y fuerzas positivas del vivir

Si dejamos apagar el espíritu que nos rodea lo hermoso de existir

Le damos paso al fenecer y del cuerpo en podredumbre, ha de morir

 

Desaparece el hilo que une lo ideal, el sueño de la esperanza, ocasionando su muerte

Que importa el cuerpo frío y yerto, si queda inmerso su enseñanza

Lo trascendental es lo instruido, será por todos, comprendido

Que las ideas crezcan y florezcan y sean esparcidas en labranza

Y en el atardecer, no muera y vivirá por siempre, de la inmortalidad, lo correspondido

 

Hay algo importante en la vida y es no hacer nada

Deje que la mente vuele en los vericuetos y deambule sin pena ni control

Darle recreo y descanso del espíritu vagabundeando, sin afanes y por todos soñada

Donde el cerebro incentiva la creatividad, de la imaginación, el frío de la muerte, anunciada

 

Deje divagar la mente y aléjese de aquello que lo hace dominante

Siéntase feliz y sumérjase en sus propios pensamientos que lo hacen interesante

Desconéctese de las redes sociales, que lo hacen esclavo y relevante

Dese sus vacaciones que son cruciales para el respiro del espíritu rutilante

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla-Bucaramanga Nov 20-2014

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.