Amilcar Cuenca

Doy gracias

Doy las gracias, por lo que conmigo llevo,

mi única verdadera pertenencia; mi tiempo.

En el está mi ser consciente; de mis defectos y mis virtudes,

de mis éxitos y mis fracasos;

y por encima de todo, a pesar del paso del tiempo,

del amor que por ti siento, aún intacto.

 

Sé de mi haber hecho daño en el pasado;

remediarlo, ya no intento; sí vivir consciente de ello.

para no caer en el autoengaño.

 

Doy gracias por el tiempo que hoy tengo, 

para ver en paz el camino que voy tomando.

La espera por lo bueno a veces se hace muy larga,

pero a ningún lado voy apurado, ya no me hace falta.

 

Estamos todos atrapados en un envase que envejece, 

y a la vez en un mismo barco al que llamamos Planeta Tierra;

sin timón y a la deriva, por no entender que tarde o temprano,

por mas riqueza o poder que tengamos, todos nos vamos.

...pero... que podré esperar de tantas miles de almas?

si ni en nuestro hogar, aún siendo tan pocos hay consenso.

 

Todos juntos, divididos por intereses vanos,

sin amor, con sentimientos pobres,

llenos de artefactos a los que falsamente creemos aliados,

sabiendo que es mas caro, el precio que después pagamos.

 

Hoy soy libre, no pretendo ni quiero nada, 

no llevo carga, soy una pluma en el viento;

dejando las heridas y el dolor curar al paso del tiempo;

aún así, mi amor sigue en crecimiento,

y te lo entrego, aunque me des la espalda; 

...y mi único peso, son lágrimas que hoy oculto en el alma.

A.Cuenca

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.