Lincoyan del Rosario

FUNDICIÒN

 

Exploras las fronteras eternas sin límites,  creación infinita en un existir sin tener masa molecular como los  elementos de todo universo, inspirando letras que unidas crean versos en un mar de sílabas. ilimitada  pureza que elimina la escoria en fusión al unir en tacto los labios.  pobreza de alma  en la diferentes forma de merecer morir en una conversión  alimentaste el destruir de lo que me mataba  entregando un sonreír en sus pétalos de margarita  e ilimitada la paz que conozco en los centesimales de cada segundo  la melodía sin cavar para la propia refinación, y su transfusión estando muerto alimento el circular los fluidos por la venas, mariposa alienígena de una fauna árida  aleteo de fuego por el circular sus alas,  creada en el trópico en una atmósfera en que  parece  ver un matiz a selva, cuerpo hecha de la  flor con aroma a satisfacción, fruto ilegal existe en otra cadena alimenticia en  la que  quiero participar mantis, igual a lo perfecto en el sistema solar de un mismo sol es la nota de tu cuerpo de cuerdas tocadas por insectos de lava proveniente de su vientre voz de arpa luz mi Venus paraíso de oasis, lengua extraterrestre  nuestro entender  puedes me dice su boca al comunicar un lenguaje al  palpar el paladar.

 

Lincoyan Del Rosario.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante tu bella prosa amigo Lincoyan
    Un placer pasar por tu portal...
    Saludos de amistad y afecto...
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.