Priscilla Angulo.

Mi muerte en otro cuerpo.

Me parieron para hacerme morir cada día.

Mi alma está tan perdida como la virginidad de una mujerzuela.

Tan perdida como yo en mí.

Por eso no soy poesía.

Soy los epitafios de todas mis letras.

 

Comentarios1

  • rosamaritza

    fuerte y profundo sentir, un gran abrazo Priscilla, tqm.




    rosamary

    • Priscilla Angulo.

      Muchísimas gracias, Rosamaritza.
      Un beso desde Venezuela.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.