syglesias

DÉJAME solo en mi RINCÓN




Déjame solo en mi rincón, porque podría por tanta insistencia perdonarte mas no olvidar lo que en silencio me hiciste, el duelo de verme solo hay primero que vivirlo, sufridamente en soledad, para luego si ha de ser, sincera y sentidamente, permitirte enseñarme nuevamente, amar en tus brazos, pero sin miedo que al despertar, no te vea al amanecer conmigo, como lo fue dolorosamente en el ayer, cuando sin avisar me abandonaste, sin dejarme ninguna orientación, sumido en las tinieblas de mis tristes y nublosos recuerdos..., syglesias.


que cruel realidad mas yo creo la culpa siempre es de dos


Déjame solo en mi rincón, que para llorar con uno vasta, sumido en soledad, esas lágrimas que a tiempo con tus manos no atajaste de mi rostro antes que cayeran perdidamente al frío suelo, pudiendo hacerlas tuyas, por todas aquellas sentidas que a mi lado nunca lloraste, sufriendo en silencio lo que es el olvido, sí, el olvido por todo lo vivido y sentido en la piel, durante tantos años, juntos..., syglesias.


las lagrimas lavan el alma
y fortalecen el corazon


Déjame solo en mi rincón, intentando hacer crujir la herida que llevo abierta dentro del corazón, para que supure al mirarte todo el dolor que encierra mi alma, reflejando únicamente tristeza, porque aunque no lo concibas, existe algo más profundo y puro, que solo podrías ver a través de mis ojos, si tu pensamiento al mirarme fuera como el mío, padeciendo al sufrir en carne propia el arder de lágrimas sinceras llegando a labios resecos, por falta de esos besos queridos que en el pasado fueron vida consentida en esperados brazos..., syglesias.


Déjame sola en mi rincón,
donde yace dormido mi cuerpo solitario,
proyectando tu ausencia al firmamento.
Débil, abrazada al perfume de tu piel,
saboreando tus labios a distancia.
El silencio me abriga, no demores amor,
tu eres el paisaje de la ruta más ansiada.
***Lucero de Mar***


siempre el amor es dedos si uno ama y el otro no responde
se termina desesperando el amor cuando existe se demuestra no se sueña


Déjame solo en mi rincón, recordando con amargura lo que fuiste a lo que te convertiste con el tiempo, mujer, llenando de espesas penumbras mi corazón, donde Yo intenté sembrar amor, cada amanecer de tu vida al haberme enamorado en verdad de ti, como solo se enamora un hombre de una bella mujer con pasión, dándote un beso cada amanecer en los labios y al despertar una flor de mi mano en tu mano, diciéndote suavemente al oído lo mucho que te amaba al pensar unicamente en tu amor..., syglesias.


no digo que no ames a si como dices
pero el amor necesita caricias tu se las diste
no lo creo o jamas se hubiera ido


Déjame sola en mi rincón,
donde yace dormido mi cuerpo solitario,
proyectando tu ausencia al firmamento.
Débil, abrazada al perfume de tu piel,
saboreando tus labios a distancia.
El silencio me abriga, no demores amor,
tu eres el paisaje de la ruta más ansiada.
***Lucero de Mar***


Pensamientos de vacios
Recuerdos sin concebir
Cicatrices incurables
No tendré que revivir.
Tener amnesia de alma
Muriendo por no vivir;
Ajena a mi pregunta
Tu respuesta para mi.
Ser el ex de mi persona
Desconocido ante ti
Presentarme como nadie
Y perderte sin sufrir.


Dejame sola en un rincon,
que extranño tu manera de amar,
cuando las lagrimas salen de triste agonia,
llevame en tu corazon, aunque sea en un rincon,
por que la verdadera melancolia,
se viste de dolor aqui, en mi alma...
Emy5

Comentarios1

  • STELLA_CRISTINA

    Feliz de haber compartido el fusionado. Gracias!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.