noe♥otaku

A MI HIJO

Antes de tenerte,

Nunca sonreía.

Gobernaba en mí la tristeza,

Esperando tener una alegría.

Luz, ilusión y esperanza.

Jamás gobernaban mi día, entonces.

Apareciste tú, sonriente.

Asombrosamente, cálido.

Sorprendentemente pequeño.

Implacablemente tierno.

Entraste en mi vida, como un pequeño sol etéreo.

Levantaste el telón sombrío y solo dejaste tu resplandor, a lado mío.

Comentarios1

  • kavanarudén

    Hermoso y sentido verso amiga querida.
    Los hijos son ese maravilloso don que una ves que se tienen, cambian toda la vida.
    Un gusto leerte.
    Dios bendiga siempre a ese hermoso ángel.
    Kavi

    • noe♥otaku

      gracias!! y claro que una vez que se tienen te cambian todaa!! la vida, son hermosos y latositos ;) gracias por tus bendiciones que tengas un hermoso día.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.