eduardo g.

43 Madres...

Maldito el hombre que atenta contra su hermano, Porque matan nuestras esperanzas, Por que asesinan nuestros sueños…

 

Si los sueños de un hombre  son la realidad de todo un pueblo…

 

Las lágrimas de una madre no tienen consuelo…menos las de un pueblo entero…

En manos de pocos la vida de muchos, en manos de pocos la justicia de un pueblo entero…

 

Grita, grita, grita…y no te canses, nos tienen que escuchar, nos tienen que liberar…nos tienen encontrar…

 

Son 43 madres que con sus lágrimas llenarían todo un océano…

 

Que viva México carajo…

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Me uno con todo mi corazón a ese grito de justicia amigo Eduardo G.
    Un placer pasar por tu portal...
    Un abrazo de amistad...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.