Gomezea

¡Qué dulce que te quedes!

Dulce, acariciarte en el sofá de la sala.

Dulce, desabrochar tu brasier a contra luz.

Dulce, mirar tus ojos negros al son de un blues.

Dulce, cuando disparas un beso como bala.

 

Abrázame en la longitud de tus cabellos,

Sincera compañera, amiga de la vida.

No partas cuando la tarde parezca perdida

Y el deseo perezca en la punta de los vellos.

 

Quédate mientras los minutos cumplen sesenta,

Cuando no valga la pena irse por la ventana.

Quédate mientras la noche se hace mañana

Y sean tantos los años y no dé la cuenta.

 

Y cuando te digan los huesos que el frío cala

y cuando te dé por marcharte en autobús

Y cuando un beso mío sea como un ala.

 

Aun si ves que cae por cuarta vez la cruz,

Aun si oyes que Dios perdonó a todos ellos,

Aun si el perdón te hace creer en Jesús.

 

En el azul de plomo del cielo en destellos,

En lo oscuro de la noche descolorida,

En el violeta del crepúsculo en resuellos.

 

Donde el silencio es un grito homicida,

Donde la soledad melancólica contenta,

Donde el fin inicia y el inicio se suicida.

 

Porque mi corazón se expande y revienta

como el amor que rezuma en la manzana

Cuando Eva da a Adán la fruta exenta.

 

Quédate conmigo en el tiempo infinito

Hasta que nuestras almas convertidas en una

hallen en la inmensidad una flor de cuna

Dulce, como los versos que darte me permito.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Mucha belleza y pasión en tusa letras de amor amigo Enmanuel
    Un placer pasar por tu portal...
    Abrazos de amistad...
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa

    • Gomezea

      Gracias, amigo Críspulo. He estado muy enfermo estos dos últimos días, sin embargo, no permití que esta chinkungunya derribe mis ganas de escribir.

    • alicia perez hernandez

      VERSOS INMENSAMENTE BELLOS
      UN PLACER PASAR POR TU ESPACIO
      ABRAZOS CON SALUDOS

      • Gomezea

        Un caluroso abrazo, mi amiga. Gracias por sus palabras. Igual de bellos que los versos que salen de su pluma.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.