Gabriel Mora

hasta cuando sea necesario

Los ojos rosas sentir como focos de tibieza quiero,

O realmente no quiero, simplemente su sabor salado ya degusto

Ya me hostigo con el rumor de los suspiros que corren libres

Y las rodillas que flaqueen, los ánimos se caen

Los labios que se tuercen cuan montaña mañanera

El oscuro sin luna o estrellas, simplemente oscuro

 

Tu no estas o estarás,

No de manera que despierto yo este

Tus manos tocan las mías pero no las siento.

Ya no estas o estarás, de manera que te sienta

De manera que duermo, y me aproximo a ti

Y te pido perdón, y lo vuelvo a pedir.

Sonríe tu, ya que por ti no puedo

Sonríe e ilumina mi vista, para así sentirte tibia

En mis ojos que por misericordia te ven al cerrase.

 

Espéranos te pedimos, aquí nosotros

Allá tu con Él, ríe y disfruta, mientras llegamos contigo

Juega y canta para no aburrirte

Cree y ayúdanos a creer, a estar en ti

A ser en amor.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.