Josefina 46

CAMINITO DEL ROQUILLO

Caminito del Roquillo,

sendero abierto a la imaginación,

de mis paseos el preferido,

te llevo en el corazón.

 

En el silencio de mis soledades

el sol que te dora me acompaña,

de madrugada o por la tarde

el campo se viste de verdes galas.

 

Un revuelo de jilgueros

bañan el azul y plata del horizonte,

caminito de amor y silencios

que engarza la llanura con el monte.

 

Al final del recorrido

brindas un manantial de vida,

vergel de luz y colorido

tú, mi fuente del Roquillo.

 

Fuente de cristalinas aguas

que bajan serpenteando el río,

pasando por la "Espinaca"

y se pierden en frondoso laberinto.

 

Dos eternos chorros cantan

una sinfonía que llega al alma

para todo aquel que con estilo y calma

oiga los mensajes que de ella manan.

 

Allí, en ese lugar bendito

me gusta soñardespierta

arrullada por la voz del viento

que me envuelve con su acento.

 

Los recuerdos galopan por la hondonada,

...subida al puente, el trén que entraba,

...mis padres, mis hermanos

y la paella terminada.

 

Las lágrimas indiscretas

nublan el "campo de batalla".

¡Quién pudiera volver atrás

para la vida comenzarla!

 

Caminito del Roquillo,

de mi persona la admiración

y del buñolense visitarte la tradición

en la Pascua de Resurrección

 

Fina

 

 

 

Comentarios1

  • Peregrina

    Hermoso tu poema Fina!!! Me ha gustado leerte; nada como la Naturaleza!!
    Saludos amistosos de
    Peregrina

    • Josefina 46

      Buenas noches Peregrina. Un placer tenerte como admiradora de mis humildes letras. Gracias querida amiga.
      Un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.