Denny Majano

Acompáñame

Acompáñame hasta la despedida,

cuando la luz se marche de mis ojos

y así llegue el final de este día.

 

!No tengas el corazón roto¡

 

Así son las vueltas de la vida.

-Me decía mientras suspiraba.

Quédate conmigo, toma mi mano

que ya siento que viene el final,

donde el adiós te tengo que dar.

 

Toma mi mano, quiero sentir,

por última vez tu calor,

que mi cuerpo ha de morir,

pero no morirá mi amor.

 

Un eterno sueño cerró sus ojos,

aunque me dijo que no lo hiciera,

me quedo con lágrimas en la cara,

y con el corazón en mil pedazos roto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.