Miguel Vargas

Mi Soñadora Latitud

Dime el pecado y te diré si peco.

Por amarte me declaro culpable

y el más pecador de todos.

Amarte puede ser inconcebible no lo dudo

pero es imposible no hacerlo.

De lejos y tan separado de ti

se me hace necesario abrazarme

a tus recuerdos y a tus definidas

formas naturales y expresivas.

 A tu aire de asombrosa pureza

y a tu tarde mil veces nublada

con las nubes más negras y densas,

a veces clara como la mañana más limpia.

Mi soñadora latitud;

única por demás,

traficante de mis sueños

mi Barinitas, mi corazón.

Comentarios1

  • eduardo g.

    Mi hermano y amigo MIguel, que recuerdos de tan hermoso pueblo, a las orillas de los Andes Venezolanos,muy bueno tu poema.

    • Miguel Vargas

      Gracias poeta y amigo. Sabemos como corre en nuestra sangre



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.