Oscar Perez

Con todos en la voz

Con todos en la voz

 

Pero yo lo que hago es escribir,

no fumo, no me drogo, no me curo,

no creo en talismanes ni en iglesias,

no compro el boletín de los partidos,

tampoco sueño espacios imposibles,

más bien camino saludando por las calles,

allí a esos niños que no saben de violines,

pero que volarán en el mejor de los columpios,

allá a los muertos que la guerra ha permitido

y que la tierra nunca va a dejar que nos olviden,

allá a las damas, hermosas, soñadoras,

siempre dispuestas a dar todo por la vida,

y allí, en ese gran charco, en ese espejo

del mar al cielo puesto arriba para el alma,

allí me miro y nos contemplo cada día,

me asombro en lo que veo de impudicia,

de las deforestadas esperanzas,

de la pequeña flor en el cemento,

de la fiel voluntad de mis hermanos

me alegro de tener sólo un destino,

que es el de ser feliz y compartirlo,

que es el de batallar por tu sonrisa

y en plena libertad ya disfrutarla.

Como les dije, en tanto sólo escribo,

no sé cambiar el mundo ni perderlo,

no sé curar la herida de estos tiempos,

tan sólo vine y vi que había gente,

con ellos yo me voy, a ver si aprendo

lo que hay que ver y aquello que nos falta,

seguro ellos lo saben y lo enseñan,

si aquí lo ves escrito es simplemente

que de tanto cantar entre las calles

con todos en la voz por fin lo he comprendido.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

10 11 14

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy bello tu poema amigo Óscar
    Un placer pasar pòr tu portal...
    Un abrazo de amistad de:
    Críspulo...

    • Oscar Perez

      Buen día, Críspulo, un saludo desde Chile.-

    • Nuria Madrigal

      El verse refleja en el prójima es ya el mejor camino...bello Oscar.

      Abracitos :)

      • Oscar Perez

        Gracias, Nuria, saludos.-



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.