Denny Majano

Dame

Dame sólo una simple sonrisa
que me ilumine la vida entera
que me sea luz de esperanza,
entre las tinieblas que me dejas.

 

Dame sólo una simple mirada
que me envuelva el corazón,
que en las noches solitarias,
no caminen las agujas del reloj.

 

Dame un destello de suspiro,
entre la mar de mis tinieblas,
que me ahoga la neblina;
que te vas y no te quedas.

 

Dame una estrella forajida,
que me ilumine los senderos,
que camino por los días,
tan solos y siniestros.

 

Dame un solo grito de silencio,
donde, pueda yo tan sólo habitar
hasta el final de mis grises días
y comprender que ahora tú te vas.

Comentarios1

  • Rafael Panamá

    Hola Denny, lindos versos, buen ritmo de fraseo asonante, me gustó la narrativa y por supuesto... el resultado final y la forma en que terminas tus versos. Un abrazo y buen fin de semana.

    • Denny Majano

      Muchas gracias, abrazo, igual pase buen fin de semana.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.