Raul Gonzaga

Puede más el anhelo

Ayer bajé al profundo Hades

Me enfrenté al goloso Cronos,

Que me dijo muy soberbio:

-Su destino es quedar solos.

 

Le repliqué muy humilde:

-Grande Titán,  mis respetos,

El tiempo será insensible,

Pero el espacio es sereno

 

Y aunque me arranques la vida,

Y me arrebates mi aliento;

Si yo no quiero rendirme,

Serás como cruel veneno

 

Que me destruye por dentro,

Pero el amor sempiterno,

Te mostrará que el destino

Lo dictamina el anhelo…

Comentarios3

  • Raul Gonzaga

    Ayer, al enfrentar la agonía de mi progenitora, al verme destrozado por los intereses estúpidos de los buitres que usuran con la enfermedad -vulgo hospitales-, y ahora que enfrentaré a los que usuran con la muerte -vulgo servicios funerarios-; me sentí a un paso de la muerte y me percaté de que la gente humilde está condenada a morir porque no tienen carroña que ofrecer a éstos cebados buitres. ¡Oh, Bestia Impertinente, cuánto abusas de tu poderío y del dolor de tus hermanos! Amigos prever es muy recomendable, tener amigos también, y si no, junta mucho dinero para darle de comer a estos golosos lobos, que jamás saciarán sus hambrientos anhelos...

  • El Hombre de la Rosa

    Anhelar es vivir intensamente aunque no se logre lo que ansias amigo Raul Gonzaga
    Un placer pasar por tu portal
    Saludos de críspulo

    • Raul Gonzaga

      Gracias amigo Críspulo, como siempre se cuenta contigo, tes comentarios son muy valiosos; saludos y un fuerte abrazo fraternal....

    • mario mena mena

      Sí, muy cierto, el amor es la ruta, el punto exacto y completo donde todo tiene sentido.

      No importa el espacio si hay amor, no importa el tiempo si hay amor, no importa, si vengo como si voy, no importa si nazco como si muero, si hay amor.

      Amar lleva a la plenitud inevitablemente, a la inteligencia, a las virtudes - porque emanan de él -, a la más alta practicidad, porque el amor actúa, no se queda en gestos o sentimientos básicos.

      Amar va apartando las tinieblas, el temor, la inseguridad, la soledad, porque conforme se ama, importan los otros, ellos cobran existencia, y uno también desde ellos.

      Amar emite luz, porque ella es propia del amor, y el amor nos lleva inevitablemente a Dios, porque Dios es amor; no porque él sea y se agote en el amor, sino porque su nataraleza esencial es amar.

      • Raul Gonzaga

        Mario Mena Mena, querido amigo gracias por tu sabio comentario, toda una lección de fe en la esencia de la vida, una lección de amor, porque del amor vinimos, por el amor estamos y hacia el amor nos dirigimos; saludos y un fuerte abrazo fraternal....



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.