Rogelio Guzmán

Bello día

Los nervios hacían temblar mis piernas,
Mis píes parecían bailar,
Sentía cosquillas en mi mejilla
Mientras una sonrisa aparecía
Esa ansiedad de poder verte de nuevo
Mi camino era tranquilo
Y en un parpadeo
Me perdí en su hermoso cabello chino,
Miraba a una ventana
Estaban allí sus ojos,
Permanecía sentado en una banca
Mientras esperaba tu llegada,
Sentía esa alegría
Cuando te vi pasar por esa puerta
Es un bello día
Fue más hermoso
Cuando me sonreíste y saludaste.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema amigo
    Muy grata la lectura de tus letras...
    Abrazos de afecto y amistad...
    Críspulo Cortés Cortés



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.