Sztenko

Fínale

Le prometí a mi corazón que esta vez no dolería

mientras me adueñaba victorioso de tu boca,
bajo la lluvia mi piel se fundía sobre tu piel,
gota a gota recorría tu ardiente sensualidad
y fue maravilloso perdernos en la plenitud del placer.

Pero el cielo dejo de llorar,
salió el sol y un pálido adiós quedo.
Mi corazón extasiado volvió a sentir el dolor
al no poder acariciar la simetría de tu cuerpo
cual perfecto ante mi mirada y mi tacto,
tu perfume de dama bajo mi piel se grabo,
mis besos se archivaron en el relicario de tu boca,
y mientras te marchabas de mi mundo le sonreías a mi soledad.

Y fue entonces que comprendí
que no se puede justificar lo imposible,
que no se puede ocultar lo que alguna vez fue verdad,
Se que mi errores son la razón
por la cual cambiaron los sentimientos de tu corazón
ese mismo corazón que se marchito como aquella flor
que nunca floreció por el dolor que bebió
y volando como un colibrí te alejaste de mi
tratando de dejar atrás todo el dolor que te cause,
se que pedirte perdón no quitara tu dolor.

Ya no hay mas, y solo puedo decirte
vuelva, vuela y se libre amor
a lo lejos podre verte, a lo lejos,
estarás ahí, lo sé, desnuda en la cúspide de la vida
el sol impactando contra tu piel
invadiendo tus poros con su luz y calor,
el viento agitando tus cabellos en el aire,
el ocaso decorando el paisaje de tus ojos intensos,
que bella, que bella eres...

Se que estarás ahí, lo sé, tan imponente ante la vida,
y yo aquí a la distancia tan lejos de ti,
mas sinceramente no creo que pueda olvidarte
aun ahora que ya te has ido,
por que tu cuerpo se ha vuelto tan memorable
en mis noches de hartazgo,
los jilgueros te nombran en sus serenatas a la vida
las flores del jardín
me recuerdan en cada brisa tu dulce aroma a jazmín.

Ya aquí no queda nada,
vuela, vuela y se libre amor,
que nadie corte tus alas,
no te detengas, vuela con el sol
el anochecer hará aun mas nostálgico tu vuelo.

Y lejos de mi felicidad
escribiré fragmentos de mi vida que hablen de ti
mientras el final infinito de nuestra historia
se repite una y otra vez,
tu estas sin mí y yo estoy sin ti,
¿Donde estas? ¿Dónde estoy?
Quien nos lo dirá, no lo se...
Pero cuando la lujuria se apodere de la razón
perderemos toda noción del tiempo,
nuestras locuras nos llevaran a volar
y vagando en alguna luna nos hemos de encontrar
sintiendo así como nuestros corazones se detienen
al rozar mi piel sobre tu piel
en aquel beso febril entre tu boca y mi boca
y haciendo el amor
vamos recordando y devolviendo todo su color
a esos recuerdos en blanco y negros
que yacen alojados en el ayer de nuestros días
como nuestras vidas.

 

 

Creado por Sztenko Todos los derechos reservados.

Comentarios3

  • rosamaritza

    amigo querido, este poema realmente hermoso, un gran abrazo






    rosamary

    • Sztenko

      Muchas gracias por leerlo, me alegra saber que te gusto. Un abrazo a la distancia!

    • Blanca del Carmen

      Que bonito escribes, todo un mar de inspiración.

      • Sztenko

        Hola Blanca del Carmen, gracias por tu comentario, espero que te haya gustado, un abrazo!

      • Tasya

        Bellísimo! Un placer leer un poema de amor tan hermoso amigo cordobés, gracias por tu amistad, espero corresponder bien...

        Un abrazo para vos Sztenko

        Tasya

        • Sztenko

          Gracias a vos amiga Tasya por leerme, el placer es mio, me alegra que te guste, un enorme abrazo para voz!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.