Dack

Cuento de hadas

Como en un cuento de hadas,
eras mi princesa perdida,
tan hermosa como te recordaba,
te encontré muchos años después.

Fue desafortunado ver que los años
no tuvieron piedad conmigo
y ya no soy el príncipe azul
que te salvaría de aquel hechizo.

Ahora solo soy un pobre iluso
que soñó con un gran reino
y una bella reina que perdió
cuando el cuento terminó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.