argantonio

Renacimiento

Quizá sea una prueba de amor

que desaparezcan cartas y fotografías

están lejos los días de penas y alegrías

y quizá haya que olvidar el dolor

 

Volvamos a pisar los antiguos caminos

que nos recuerdan los primeros besos

donde se hicieron del amor tantos excesos

cuando nos creíamos seres divinos

 

Todavía crece la rosa silvestre

en la solitaria arboleda

donde canta el ruiseñor

 

Seguiré siendo solo un pedestre

paseando por la alameda

y viendo como renáce el amor

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema de amor amigo Argantonio
    Un placer pasar por tu portaL...
    Abrazos de amistad de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.