almunecar y su gente

LAS HOJAS SECAS DE DIOS


Fotografía de Antonio Manuel Ortíz

compartida con Almuñecar y su gente

LAS HOJAS SECAS DE DIOS

Hojas secas de árbol, Árbol de hoja caduca
pélos que mueren y caen de su vegetal cabeza
el otoño llegó, y el agua falta, llega a gotera

Si las hojas se comieran y bebieran la mandúca
el sapino quedaría agotado y sin fortaleza
y por eso se desprende de frondosa cabellera

para no morir el vegetal todito se despelúca
cuan sabia y perfecta es, la soberana naturaleza
¡Ay! si el Humano solo la mitad supiera

¡si tubiéramos más cerebro debajo de la peluca!
mas triste sería vivir, ya ves, tengo esa certeza
pues saberlo todo haría, que el porque se muriera

quedaríamos muy listos y mas solos que carracúca
¡¡ menos mal que preferimos tomarnos una cerveza!!,
me empatízo con el árbol -Ay si probarla pudiera

y tumbarse en un rincón, como el hombre se acurrúca
amar, reírse, llorar.... bostezar o,  rascarse la corteza,
se olvidaba de sus hojas y perenne se volviera.

Quien fuera humano diría, a ese que Dios Maledúca
al humano que se queja y va de torpeza en torpeza
a ese que de Dios reniega y tiene cuanto yo quisiera.

Almuñecar y su gente
6 de Noviembre de 2014

Comentarios2

  • kavanarudén

    Simplemente sentido y hermoso.
    Un gusto leerte poeta.
    Kavi

  • El Hombre de la Rosa

    Muy genial tu poema de hoy amigo Almuñecar y su gente
    Un placer pasar por tu portaL...
    Abrazos de amistad de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.