Esteban Mario Couceyro

Mujer

Mujer, que sueño en vigilia
eres esquiva a mi alcance
mas no puedes, por voluntad
separarte de mi deseo.


Mujer, que vas delante
mil caras has de tener
y en una sola boca
te me brindarás.


Y en el abismo insondable del beso
me perderé sin remedio
y de eso, saldré en maravilla
como reluciente lucero.


Capaz de gran osadía
tu talle, he de sujetar
y me sumergiré, en tus ojos
en busca de mágicos tesoros.


Con ellos he de adornar
tu cuerpo de mujer
y en la frente colocaré
la estrella amanecida.


Si esto no fuese suficiente
te daría sin reservas
todos, hasta el último
de mis efímeros latidos.

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    Hermosa declaración de amor has publicado estimado amigo. Es un placer volver a leerte. Un abrazo de reencuentro.

    • Esteban Mario Couceyro

      ¿Cómo no estar enamorado?..., de todas y en una sola boca, poder demostrarlo.
      Ilusión de hombre..., solo eso.
      Un abrazo
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.