Pedro Luis Martinez

Y te besé.



Te mire a los ojos,

suspire por dentro,

me deje llevar, y me besaste...

 

Me levantaste y me salvaste,

me llenaste el alma de inmensidad,

dentro de mi llovieron sentimientos,

dentro de mi...

 

No me pude contener,

sonreí y te besé,

profundidad,

divinidad,

todo, entre tus labios y los míos...

 

Te besé,

me besaste,

y allí estuve toda la noche pensándote,

acariciando tus manos,

para luego despertar y darme cuenta que,

los besos son eternidad infinita que jamás desaparece de la realidad.

 

"Besa el que otorga sus labios al preciado mundo de los sentimientos,

sin miedo a sufrir o ser feliz,

el que besa, no tiene miedo a ser destruido"

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.