Luis Nunez

Yo

Solía mirar el horizonte, para dejar escapar tanto ruido

creía mi alma inservible, soñaba con los demás

trataba de llegar donde no hay camino,

me importaban los sentimientos, las emociones

yo quería entender

 

Buscaba esperanzas, para avanzar en ellas

me afirmaba en miradas, por si o por no

las sonrisas me gustaban, la indiferencia me asustaba

tomaba atajo de soledad

yo quería entender

 

El ruido crecía, me rodeaba sitiaba todas mis salidas

abúlico fingía indiferencia, el pánico era yo

el hambre, el cansancio, la luna llena,

la primavera y la ausencia

me hicieron comprender.

Comentarios2

  • Melba Reyes A.

    La esperanza debe prevalecer sobre los ruidos avasalladores. Si observamos bien y ponemos nuestra fe en ello, una lucecita puede brillar en el horizonte que solías mirar. Saludos

  • Luis Nunez

    La esperanza y la fe son compañeras de camino para todo aquel que encuentra y cree en el amor. Entonces sueña y canta sus libertad, con amaneceres propios inventados a capricho. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.