CrisRod

Tu y Yo.

 

El primer contacto entre nosotros fue tan sorpresivo que solo se puede atribuir al destino, fue tan casual como inesperado, tan sutil como el susurro del viento.


Con un hola entraste a mi vida quitando las telarañas del tedio y de la rutina, eliminando el polvo de la tristeza y purificando el aire de mi amor.


Y él hoy se convirtió en ayer y los días en meses y la semilla de tu nombre germino en mi mente echando raíces en mi corazón y así el ave de tu recuerdo hizo nido en mi cabeza.


El árbol se nutre de la sangre de mi amor y cosecho un fruto que alimenta mi alma y sustenta mi ser. Fruto de dulce aroma que me hace suspirar y de un adictivo sabor que me hace delirar.

Comentarios1

  • c-kielo

    me gusto muy lindo

    si puedes pasa a ver alguno de mis poemas

    chao

    • CrisRod

      Gracias por el comentario.

      Saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.