oxwell L-bu

Cortejo y Romance Parte XII

***Cortejo y Romance XII***      
     (Violines fatigados)

No terminábamos de
despedirnos beso tras beso,
hasta que por fin tu padre
apago la luz como un ultimátum.

Me fui sin querer irme y tu
te entraste sin querer entrar,
aquella noche no era igual.

Descubrí que el sol es amante
de la luna y las estrellas testigos,
que las flores por las noches
expelen sus aromas a los grillos.

Grillos que al obscurecer
afinan sus violines para
sus recitales nocturnos.

Al llegar a casa salude de
prisa y sin lavarme la boca
me fui a mi aviación.

Es que no quería perder
el sabor de tu boca,
ni las fijaciones mentales que
alimentan a mi corazón.

Abrí las ventanas de par en par
te envié mensajes con las estrellas
con la esperanza que tú las vieras.

Respire una y otra vez el
aroma de tu pelo…
sentí tus manos y esa agitación
de tu pecho cuando te iba besar.

Es de madrugada y no se
si aun estés despierta,
pues hasta los grillos guardaron
sus violines fatigados…
Y yo no dejo de pensar en ti.

Comentarios1

  • Corazón

    Parece una saga.Bella historia :¿Y los aviones ? Ahí nos dejaste pagando .
    Corazón

    • oxwell L-bu

      Muchas gracias por tus palabras
      lo agradesco y aprecio...
      Lo de los aviones es un error tipografico...
      Pues deberia decir avitacion.
      Un abrazo a mis hermanos de Chile.

      Cuando pa Chile me voy
      cruzando la cordillera,
      llevo el corazoncontento
      una chilena me espera...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.