Danitza Campos

Carta de despido feliz

Recuerdo nuestro pasar juntos

Aquellos momentos cuando reíamos y llorábamos

Una complicidad nos envolvía cuando le antecedía una travesura…

Como olvidar nuestras peleas, que luego terminaban en besos y abrazos

Y que al término de ellas, su producto final era afianzar nuestros lazos.

Te observo hoy ya siendo todo un hombre

Y miro al pasado con alegría, por haber compartido los mejores años de mi vida

Junto a ti, mi amado hermano

Hoy estás a pocas horas de abandonarme

Pero me siento feliz, porque te irás junto a una bella mujer, tu amada Camila

Lágrimas acompañan este momento, pues siento que te pierdo

Pero luego observo tu rostro y me da tranquilidad

Porque veo que tu boca se viste con una sonrisa de gran felicidad

Ella, tu amada, desde hoy será tu compañía

La que te dará los buenos días cada mañana al despertar

La que te dirá ¡te amo! Antes de salir a trabajar

La que te llenará de besos, abrazos y caricias cuando estés más necesitado

Tú y Camila se unen hoy en el vínculo más hermoso que ha dejado Dios para los hombres

Desde hoy serán uno solo, ambos cómplices de sus travesías

Sé que la amarás y respetarás cada día, cada semana

Y que ambos se repetirán todos los años se su vida ¡cuánto se aman!

A pocos minutos de que tu vida sea unida, con amor, ternura y comprensión,
sonando como la melodía de una dulce canción
Quiero desearles mucha felicidad,

Para que juntos en la adversidad

Triunfen siempre tomados de la mano de nuestro buen Dios



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.