EL POETA MALDITO

ALGO SUCIO

 

LA BENDICIÓN DE DIOS NACE DE UN HUEVO
¡OH!
TODOS FELICES VOMITAMOS SONRISAS,
EL CHILLIDO DEL VIENTO ENLOQUECE

Y EL TIEMPO CRECE COMO LA LUJURIA
EN LA ESQUINA ROJA, FESTIVAL DE PIERNAS,

Todo empieza aquí, en el reloj amotinado
en una escena húmeda, desparramando inocencia,
uno pene devorando la tranquilidad de la sangre,
la vagina vestida de gala, embutida en la noche,
roces inquietos sacuden el universo,
astros refriegan el placer en la sombra
ruborizando quejidos escritos con delicia
en el diafragma hundido en la oscuridad,
la vagina está enferma, deja abandonar los fluidos,
el pene preocupado soba con cariño sus labios,
es interesante, son dos desconocidos envenenados
en la misma sintonización al alcance de una radio
funcionando como antena la dimensión de sus pechos-

El pene sacude sus genitales, se da fuerza e seguridad,
de improviso arremete una estocada letal a su presa,
un beso furtivo se increpa tenazmente en los labios fervientes
de la vagina fundida en la catarsis del infierno,
el arcángel Sammael se ruboriza la imaginación
al ver tal escena desplolija ensuciando la a-divinación,  
-exclama-
¡No es éste Teatro para gente decente!
¡Me han parido los demonios, dejando de lado mis guerras
en pausa- deje en libertad la paz, al entendimiento
me deje arrojar en la inocencia, drama, suspenso
y en la ausencia he querido presenciar una obra infantil,
y qué tengo- la liberación de un gusano y un huevo!

-shhh-
grita la humanidad, -dejé el pensamiento arcaico
en la inocencia de la prehistoria y la época medieval-

Sigue el teatro;
la vagina respira a explosiones mentales y físicas,
el pene arremete el alma en cada embestida,
el placer redactado en una extensión de mucosa
nace de su filudo silencio, tiemblan los sentidos,
la descendencia de la bestia se fecunda
en el vientre de la virgen re-cogida por el deseo,
en silencio el libre albedrío da vuelta la página
en ausencia un sentimiento ajeno muerde los aplausos,
la vagina muerta en la eclosión de la reflexión podrida,
el pene amarrado al olvido, decae y se marchita
esperando la resucitación de otra vagina ebria y perdida.


 

Comentarios1

  • Gotitha de miel (Yoki)~BAR LITERARIO

    ay, me imagine a un pene patán y a una vagina alcoholizada...

    si le damos un enfoque social podríamos concluir que el mundo esta torcido tanto como para que las jóvenes vírgenes se vuelvan locas por un instante dejando entrar a su cuerpo algo mas que el alcohol...


    Infantil? jajajajaja



  • Hay 4 comentarios más



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.