Octavio97

Oh, querida...

Y antes de irme nuevamente,

Obviamente por la fuerza,

a internarme en el mundo de los sueños.

Pido tregua a Morfeo,

para traerte por un momento.

 

Para bañarme en tu sonrisa,

llena de calidez de amanecer recién nacido.

 

Para encerrarme en tus ojos,

esos ojos verde aceituna.

Que cual Luna llena,

me callan en los momentos de gritos.

Me calman en los momentos de enojo.

 

Para bailar con tu sombra y tu dolor,

con tu alegría y tu esplendor.

Para danzar sin llanto, ni vergüenza,

para acortejarme con tu presencia.

 

Me ahogo en recuerdos,

me baño en mil momentos.

En risas, en llantos, en alegrías, en duelos.

En los gritos de aquellas voces,

que nos odiaban y nos decían cosas atroces.

En los momentos tomados de la mano,

que a dichos gritos, tantas veces callaron.

 

En vos, en mí, en nuestro recuerdo.

En mí, en vos, en nuestros momentos.

Y en esta noche, en la que tanto te extraño.

Muchas cosas encerrarían lo que hoy siento,

lo que me hace temblar mientas escribo,

lo que me hace viejo con tan pocos años.

En esta noche, con esta luna,

con estas ochenta y siete letras.

 

Y aunque no saber cómo decirlo me haga daño,

prefiero simplemente recurrir al cliché,

bañado de sentimiento,

para decirte en este momento,

que yo,

simplemente,

te amo.

Comentarios2

  • PETALOS DE NOCHE

    Que suave es la rima de tu poema, además de que el relato de tu alma es muy sutil y profundo, a mi me gusto tu poesía...

    • Octavio97

      ¡Muchísimas gracias! Valoro mucho tu comentario. Besos.

    • El Hombre de la Rosa

      Muy bello tu gran poema de amor amigo Octavio
      Un placer pasar por tu portal...
      Saludos de tu amigo Críspulo...
      El Hombre de la Rosa

      • Octavio97

        Muchísimas gracias. Que bueno poder recibir de alguien tan bien instruido. Es un halago. Gracias. Abrazos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.