Negrabella

YO CREIA QUE ME AMABAS

YO CREIA QUE ME AMABAS

Cual equivocada estaba, exhorta, metida en mi misma, inventando un mundo para los dos, un mundo nuestro, un mundo más allá de lo real, de lo imaginario, un mundo mágico, de tempestades de locura, de primaveras interminables.

Yo creía que me amabas, cuando secabas mis lágrimas, al verlas asomar en mi rostro, y me dabas ese abrazo que me acobijaba y me cubrías toda, haciéndome sentir, que todo estaba bien, que no había de que preocuparse,

Yo creía que me amabas, cuando me mirabas, me veía reflejada, en todo ese amor y en esa mirada,

Yo creía que me amabas, cuando tus manos se entrelazaban entre las mías, te sentía tan cerca, que podía sentir tu respiración agitada amándonos, éramos un solo cuerpo, una sola piel, un solo anhelo.

Yo creía que me amabas, yo si te amaba, amada tu sonrisa, esa risa a carcajada, que otros quieren imitar y que te hace tan único, diferente, yo amaba tus enloquecimientos, amaba tus enojos, el querer tener siempre la razón. Yo ame a ese hombre, viril de noches interminables, frases hermosas, de aceptación, sin mirar, las llanuras exorbitantes que cuelgan alrededor de esta estructura hermosa, suave, te quiero tal cual estas, eso me decías. Ame a ese hombre de mirada fija, fuerte, hermoso ante mis ojos. Ase hombre ame.

yo creía que me amaba, cual equivocada estaba, Dios, como di tanto, sin medirme en nada, di todo lo que tenía a dentro sin medida, sin detenerme a pesar por un solo momento, un solo instante, que todo estaba envuelto en una cruel, despiadada y vil mentira, cómo creí, se cerraron mis ojos, se sellaron a la realidad, como duele quitar esta telaraña que entorpece ver la verdad, Dios como duele este abrazo vacío, esta caricia dada en vano , cómo le digo a dios a este amor, mis manos se quedan vacías, cómo sepulto este sentimiento que se quedó arraigado en esta vida , cómo hago para respirar y no respirar este amor.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa tu sensacional prosa amiga Negrabella...
    Un placer pasar por tu portal...
    Un saludo de amistad...
    El Hombre de la Rosa

  • Negrabella

    Gracias mi querido caballero , como siempre se un placer saludarte,

    cuĆ­date, un fuerte abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.