cinthiaocaranza@yahoo.com.ar

GENESIS

La luz se fue desfragmentando en delgadas lineas

que se desplazaban una tras otra

cruzando el laberinto.

Dedos invisibles las rasgaban

tal cuerdas de arpa.

La magia emergio de la nada,

al principio suave, despacio,

tornandose, luego, en ondas voluptuosas,

rompiendose entre los crateres,

derramando espuma por la boca,

girando en su propia tormenta,

reuniendo cada atomo, diminutas estrellas,

chispas, agua, arena.

Nace un sol descolgado,

nace un rio purpura,

dos pies, dos manos,

muslos, torso, brazos,

un rostro, labios y ojos cerrados.

Nace un palpitar agitado,

un estremecimiento repentino,

una explosion sin sonido.

Luego, sentimientos convulsos,

llanto desesperado,

confusion, voracidad, cansancio:

el convencionalismo de lo absurdo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.