Nicko Schroder

Cronología.

Entraste por mis ojos

sin golpear los párpados.

Ablandaste el paso inquilino y soñador;

dejaste una promesa en mi puerta y corriste.

 

Trataste de ser el pretérito que 

se adueña del resto de mis días 

y por cierto, lo lograste. 

 

Me abrazaste y me quemaste

vivo, con esos besos 

como bengalas que avisan

en los cielos cosas. 

 

Estoy vivo de milagro. No todos

se enamoran, como yo, a primera vista

todos los días del año y de la misma mujer. 

 

No todos encuentran,

solteros, el amor de su vida.

Todos son infieles

a la promesa de un 'nunca más'.

Comentarios2

  • Miriam Castellanos

    Lindo, me encanto.


    saludos,

  • PETALOS DE NOCHE

    Que interesante, al principio me pareció paradójico, hasta sentí un sabor de traición, aunque, entre versos, imprimiste el amor, ese amor de idealizar algo más allá que un ideal del alma y el corazón, es interesante el sentido de la paradoja embutida en reflexión...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.