pequebu

Se busca lll

Una putita, así, en diminutivo,

con ojos de tiranía amorosa,

con un “karma” destructivo

y una sonrisa hermosa.

 

Con un cabello amorfo sin elegancia,

con ojos grandes para verme mejor,

nariz de conejo sediento de fragancia

y un alma de puta que no crea en el amor.

 

Con senos altruístas a mi causa

que combinen con mis manos,

que me invite siempre a su casa

y que en su cama cultivemos veranos.

 

Que los fines de semana se olvide de mí

y entre semana me extrañe a más no poder

que se pierda desnuda conmigo allá y aquí,

que llegue a mi mente cuando oigo “Volver”.

 

Que sus nalgas sean tan mías como de ella,

que me quiera como yo le quiera,

que tenga momentos cursis de estrella;

pero que nunca deje de ser puta, mi putita.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.